Dibujar a lápiz

By | 22/03/2021

Entre todos los medios artísticos, dibujar a lápiz se destaca como uno de los más simples, pero más variados. Los artistas usan de todo, desde lápices de grafito hasta carboncillos y pasteles, para capturar la respuesta emocional que quieren evocar de sus espectadores. Al igual que con otros medios, ninguna escuela de pensamiento ha predominado durante mucho tiempo, sin embargo, la gama de subgéneros disponibles en el dibujo a lápiz es asombrosa, que van desde la caricatura y las caricaturas hasta los garabatos puros y los diseños más complejos asociados con el arte comercial. Dibujar a lápiz es una de las forma de arte más importante que existen. En algún período de tiempo u otro, casi todos los grandes artistas han producido obras notables a lápiz, lo que solo subraya aún más su atractivo universal.

dibujar a lapiz
Los intentos de categorizar el dibujar a lápiz comienzan con dos categorías principales. Algunos artistas adoptan un enfoque literal de los animales, las escenas cotidianas, los objetos y las personas. Otros, como el caricaturista del siglo XIX Thomas Nast, se distinguieron con un enfoque muy estilizado, conocido como caricatura o caricatura, para expresar un punto de vista político o social. El dibujo a lápiz puede ser tan básico como hacer garabatos (una imagen aproximada hecha a mano alzada, que no pretende ser un trabajo terminado) o tan elaborado como el manga, la forma de arte japonesa de los cómics altamente estilizados. Otras formas dan más importancia a la inmediatez, como el dibujo automático, que se centra en obtener una imagen en papel lo más rápido posible, sin pensar demasiado en el resultado. Los cómics alternativos o clandestinos que restan importancia a los superhéroes en favor de historias sobre las luchas de personas reales también han proporcionado otro medio de expresión saludable para artistas como Crumb, Peter Bagge y Roberta Gregory, entre otros.

Características de dibujar a lápiz

Cualquiera que sea su medio elegido, los artistas del lápiz utilizan varias técnicas clave para realizar su visión. El arte del contorno, o centrarse en las formas de las cosas y los espacios en blanco y negro, es particularmente importante, en el que el artista se esfuerza por bajar la forma sin levantar el lápiz. El sombreado, (otra técnica de dibujo a lápiz) o la capacidad de distinguir entre luz y sombra, es el siguiente bloque de construcción importante que debe dominar el artista del lápiz, principalmente mediante la manipulación de las marcas de borrado con un sello de fusión para lograr el equilibrio correcto. La tarea final implica la adición de líneas y texturas para proporcionar una mayor definición y realismo. La manipulación de estas técnicas forma los elementos básicos de cualquier dibujo a lápiz, al tiempo que ayuda a distinguir el estilo de un artista de otro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.