Historia del arte

By | 10/04/2021

La historia del arte es como la Humanidad ha entendido y llevado adelante el arte desde sus comienzos hasta nuestros días.

La historia del arte puede parecer un concepto relativamente sencillo: “arte” e “historia” son materias que la mayoría de nosotros estudiamos por primera vez en la escuela primaria. En la práctica, sin embargo, la idea de la historia del arte plantea cuestiones complejas. ¿Qué entendemos exactamente por arte y qué tipo de historia (o historias) deberíamos explorar? Consideremos cada término más a fondo.

Historia del Arte: orígenes y hechos

La palabra “arte” se deriva del latín ars, que originalmente significaba “habilidad” o “artesanía”. Estos significados siguen siendo primarios en otras palabras inglesas derivadas de ars, como “artefacto” (una cosa hecha por habilidad humana) y “artesano” (una persona experta en hacer cosas). Los significados de “arte” y “artista”, sin embargo, no son tan sencillos. Entendemos que el arte implica algo más que una mano de obra calificada. ¿En la historia del arte, qué distingue exactamente una obra de arte de un artefacto, o un artista de un artesano?

historia del arte
Cuando se les hace esta pregunta, los estudiantes suelen tener varias ideas. Uno es la belleza. Gran parte del arte es visualmente impactante, y en los siglos XVIII, XIX y principios del XX, el análisis de las cualidades estéticas fue central en la historia del arte. Durante este tiempo, se consideró que el arte que imitaba el arte antiguo griego y romano (el arte de la antigüedad clásica) encarnaba una perfección atemporal. Los historiadores del arte se centraron en las llamadas bellas artes —pintura, escultura y arquitectura— analizando las virtudes de sus formas. Sin embargo, durante el último siglo y medio, tanto el arte como la historia del arte han evolucionado radicalmente.
Los artistas se apartaron de la tradición clásica y adoptaron los nuevos medios y los ideales estéticos, y los historiadores del arte cambiaron su enfoque del análisis de la belleza formal del arte a la interpretación de su significado cultural. Hoy entendemos la belleza como algo subjetivo, una construcción cultural que varía a lo largo del tiempo y el espacio. Si bien la mayor parte del arte sigue siendo principalmente visual, y el análisis visual sigue siendo una herramienta fundamental utilizada por los historiadores del arte, la belleza en sí ya no se considera un atributo esencial del arte.
Una segunda respuesta común a la pregunta de qué distingue al arte enfatiza la originalidad, la creatividad y la imaginación. Esto refleja una comprensión moderna del arte como manifestación del ingenio del artista. Esta idea, sin embargo, se originó hace quinientos años en la Europa del Renacimiento y no es directamente aplicable a muchas de las obras estudiadas por los historiadores del arte. Por ejemplo, en el caso del arte egipcio antiguo o de los iconos bizantinos, se valoraba más la preservación de la tradición que la innovación. Si bien la idea de ingenio es ciertamente importante en la historia del arte, no es un atributo universal de las obras estudiadas por los historiadores del arte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.